En 1913 arriba al Observatorio otro reloj Riefler, de características similares al N° 155, identificado con el número 330. Este instrumento y el Riefler 155, estaban destinados a ser instalados en el “Pozo de los relojes”, un cuarto ubicado a 10 metros de profundidad, cuya entrada se encuentra en el extremo oeste del hall central de la sede. En esta habitación la tempreratura se mantiene prácticamente constante todo el año sin necesidad de dispositivos tales como calefactores o ventiladores. De este modo se favorecía la constancia de la marcha de las máquinas de los relojes. Fue inaugurado en 1919.

Se exhibe en el Área del Tiempo del MOA
Se exhibe en el Área del Tiempo del MOA

Ir a Reloj de péndulo de Shortt

Logos MOA - OAC - UNC