El Observatorio Astronómico de Córdoba fue uno de los participantes de este ambicioso proyecto que tuvo su origen en el Observatorio de París en 1887.  Era la primera vez que se intentaba cartografiar el cielo completo, por medio de la fotografía.

Para poder llevar a cabo esta iniciativa fue necesaria la colaboración de observatorios de diferentes lugares del mundo: el cielo se dividió en 20 zonas y cada una de ellas le fue asignada a un observatorio.

Para estandarizar las observaciones todos los participantes debían hacerlas con el mismo instrumento, y se decidió la utilización del Telescopio Astrográfico “Gautier”. El arribo de este telescopio al OAC, tiene su origen en la participación de Córdoba en este iniciativa mundial. El Telescopio arribó al Observatorio en 1902 pero recién a partir de 1908 quedó operativo. En 1913 se construyó la cúpula donde se encuentra actualmente.
Este telescopio es idéntico a los otros 19 telescopios utilizados en los diferentes observatorios para llevar a cabo la Carte du Ciel.

Debido a los costos elevados para tomar y reproducir las placas de este catálogo, casi la mitad de las instituciones no completó esta parte del trabajo. Córdoba fue uno de los pocos lugares que completó el trabajo, se tomaron todas las placas pero sólo unas pocas fueron reproducidas en papel.  Esta colección de placas fotográficas que hoy se resguarda en el OAC es un material histórico único.

Fuente y más información en Historia de la Astronomía

 

La carta del Cielo

Post navigation