Odalis Amarayo es estudiante de fotografía y encontró de casualidad esta foto, probablemente sacada entre 1912 y 1923.
Es la entrada Norte al OAC y la imagen guarda una historia muy especial.

Hace unas semanas Odalis Amarayo, estudiante de Fotografía en la Escuela Superior de Artes Aplicadas Lino Spilimbergo se acercó a la Biblioteca del OAC con una fotografía. Esta imagen muestra una cúpula del Observatorio y a un hombre.

Luego de consultar archivos fotográficos del OAC y entrevistarse con Santiago Paolantonio, autor del libro “Córdoba Estelar”, pudo confirmar que la fotografía fue tomada en el Observatorio Astronómico de Córdoba, en la entrada Norte (pasaje F. Aguilar y Calazans) entre 1914 y 1923.

La fotografía muestra la cúpula más antigua del Observatorio que se inauguró en 1871. Luego de la remodelación del edificio principal se trasladó el telescopio astrográfico a la nueva cúpula. Actualmente, esta cúpula antigua funciona como la biblioteca y archivo fotográfico del Observatorio.

Por los textos de la época la foto fue realizada en placa de vidrio y luego reproducida a papel.

La fotografía pertenecía a la familia Chaudet. Enrique Chaudet fue empleado del Observatorio y es probable que fuera el mismo quien aparece en la foto. Nació en Francia e ingresó a trabajar en el OAC en 1911 designado astrónomo de tercera. “Desempeñó un papel de gran importancia a lo largo de su permanencia en la institución”, tal como se describe en el libro “Córdoba Estelar”, luego renunció por diferencias con el Director Charles Perrine.

Odalis infiere que Chaudet era un hombre ávido de conocimiento; ya que entre sus objetos personales además de su colección de libros tenía fotografías de su casa: una inmensa casona ubicada detrás del Observatorio Astronómico, en calle Mariano Moreno y San Luis; la cual fue vendida y demolida sin dejar ningún rastro salvo las fotos que ella rescató en 1999. “Recuerdo esa inmensa casona en pleno Barrio Observatorio, rodeada de casas modernas”, rememora. “Es muy probable que el señor Chaudet, amante entusiasta del arte; tuviera una cámara de fuelle e incursionara en el campo de la fotografía”, relata.

El encuentro con la fotografía fue azaroso, era parte de los objetos que estaban guardados en una casa que Odalis cuidaba en 1999. En esa casa, vivió Florencia Chaudet, única hija de Enrique, quien no tuvo hijos. “Cuando dejé de cuidar la casa, le pregunté al señor que vino a buscar la llave si me podía llevar una caja chica muy bonita que estaba tirando a la vereda. Me dijo `Llevate lo que quieras, es todo basura`. Adentro había fotos, yo no sabía”, dice.

Odalis intentó devolver la foto a la familia pero no pudo contactarse con nadie. Su intención es dejar esta foto en el Archivo Fotográfico del Observatorio, que no tiene otra fotografía igual. De esta manera, se rescató del olvido una foto única y de gran valor para el Observatorio.

 
Ingreso Norte

Logos MOA - OAC - UNC

¿Y esta foto?

Post navigation