Se llevó a cabo en el  Observatorio Astronómico el acto de inauguración de las obras de recuperación y puesta en valor de patrimonio histórico.

Se trata de las rejas de ingreso al Observatorio que fueron colocadas en 1910 y removidas en 1971 para realizar la actual entrada; la montura del Telescopio Perrine ideado por el tercer director de la institución y puesto en funcionamiento en 1918, y la Caballeriza, la construcción más antigua conservada en pie dentro del predio del OAC, se estima que fue levantada a fines del siglo XIX.

En el acto estuvieron presentes autoridades de la Universidad Nacional de Córdoba, docentes, investigadores y trabajadores del Observatorio. El director, Diego García Lambas, quien estuvo al frente de la recuperación de este patrimonio reconoció la importancia de poner en valor estos objetos y destacó la labor del personal de los Talleres (Mecanico, Diseño y Mantenimiento) del OAC quienes tuvieron a su cargo la recuperación del brillo original de estas piezas.

Las rejas, estuvieron guardadas durante casi medio siglo. Las mismas fueron colocadas en los ingresos al Observatorio para el centenario de la Nación, en 1910 pero en  1971, para los festejos del Centenario del OAC, se reemplazaron y hoy, fueron recuperadas e instaladas alrededor de la Casa de Ingreso.

En un lugar de gran visibilidad se erige la montura y el tubo original del ya centenario Telescopio Perrine, cuyas piezas estaban olvidadas en la cúpula del futuro Planetario del OAC. Esta monumental pieza instrumental, de indudable valor histórico y estético mostrará a los visitantes el empeño y relevancia del Observatorio a principios de siglo XX.
Ese telescopio permitió, además, comenzar con los estudios astrofísicos.

La fachada de la antigua caballeriza y el rincón sobre la calle San Luis también fueron mejorados y referenciados, incorporando rejas antiguas a los pilares originales de piedra. En esa caballeriza descansaba el caballo que las autoridades nacionales cedieron al primer director del Observatorio Benjamin Gould. Ese animal, pertenecía a Chacho Peñaloza, y la suerte quiso que termine sus días en “Los Altos”, en busca de un lugar para construir el Observatorio Astronómico.

Cada uno de estos espacios pueden ser visitados y tendrán su noche de presentación pública el 8 de Julio, durante los festejos del Bicentenario de la Nación.

Más info en www.oac.unc.edu.ar

 

Logos MOA - OAC - UNC

Patrimonio histórico recuperado

Post navigation